metaverse - Tekus

Las empresas han pasado dos largos años adaptándose a las nuevas circunstancias que dejó la pandemia. Después de dos años de incertidumbre, caos y miedo, el 2022 se ha convertido en el año de la transición, donde las organizaciones pueden conquistar y retener a sus clientes con nuevas estrategias alineadas a la nueva normalidad que dejó pandemia.

Hemos escuchado mucho sobre la transformación digital y los avances tecnológicos que se han desarrollado estos últimos tiempos, pero las empresas deben comprender su importancia para el futuro de sus negocios y por qué es considerada una inversión en el largo plazo.

Aquí hablaremos sobre los grandes cambios de la era digital y cómo esta ajustará dentro del mundo de los negocios.

Los consumidores no son los mismos de antes

Durante cada crisis, las personas se reinventan y evolucionan sus necesidades, la pandemia se prestó para hacer un crecimiento a la digitalización, la mayoría de los países

La atención al cliente y las marcas humanas se volvieron elementos fundamentales dentro de las empresas. El consumidor ya no está buscando productos, quiere compañías que hablen desde lo humano y se expresen desde la empatía y el sentimiento.

El servicio al cliente también tuvo una transformación, pasó de ser asistir a crear experiencias agradables y útiles con el usuario.

Te puede interesar: Grupo Éxito y el retail 4.0

La transformación digital ha demostrado que implementar tecnología, inteligencia artificial y automatizar procesos no tiene por qué volver a las empresas ajenas o indiferentes con sus clientes o personal interno, esta se puede convertir como un aliado para mejorar la imagen desde lo externo e impulsar una cultura organizacional desde lo interno.

En momentos de crisis nacen nuevos emprendedores

Los retos y las necesidades crean espacios para emprendedores y las nuevas ideas. De acuerdo con el informe creado por Confecámaras, Más de 166 mil empresas se crearon en el país durante el 2020 y el primer trimestre del 2021.

La disrupción crea espacio para crear nuevos proyectos y desarrollos tecnológicos. Asimismo, la curiosidad sobre el metaverso aumentó las ganas de aprender más en artículos, cursos, videos, conferencias, entre otras fuentes, de esta forma, los emprendedores se encontraban a la vanguardia de las últimas tendencias y podían sacar de esta una ventaja competitiva.

De acuerdo con un estudio, a partir de febrero de 2022, 552 aplicaciones incluyeron como palabra clave «metaverso», «cripto» y «NFT» dentro de sus descripciones para mayor posicionamiento.

La cuarta revolución llegó para quedarse

La gran aceleración en el uso de la tecnología, la digitalización y las nuevas formas de trabajar se va a sostener. Las empresas han optado por la incorporación de trabajos híbridos o 100% remotos como una alternativa para la nueva generación entrante.

La crisis de la pandemia aceleró la transición en áreas como la IA y la digitalización en varios años, e incluso más rápido de lo que se esperaba, de acuerdo un estudio, se espera un crecimiento del 33,2% para el 2027.

La transformación digital ya no es un concepto futurista lejano y ajeno a las nuevas demandas del consumidor y del mercado. Ha llegado más pronto de lo que se esperaba, pero su transición es importancia para el desarrollo y crecimiento de las empresas.

Las organizaciones que se nieguen a avanzar dentro del ecosistema digital sufrirán las consecuencias de ser un negocio obsoleto, poco atractivo y aburrido para el consumidor.

Te puede interesar