cultura - Tekus

La cultura organizacional ha cambiado en las últimas décadas, cada vez más lugares de trabajo buscan nuevas iniciativas para promover un espacio laboral saludable y flexible, donde los colaboradores se sientan conectados y motivados con su trabajo y los valores corporativos de la empresa.

Más que nunca, las organizaciones están buscando formas de romper con sus normas «tradicionales» y encontrar nuevos caminos de relacionamiento con sus trabajadores. La comunicación ha tomado un camino importante para la construcción de un clima laboral agradable, productivo y asertivo.

Hoy las empresas se están enfocando en conocer, conectar y comprometer a cada uno de sus colaboradores para lograr una mayor alineación dentro de los proyectos que se quiere trabajar internamente, logrando de esta forma tener personas productivas, apasionadas y vinculadas con sus actividades laborales.

Te presentamos las 3C de la cultura organizacional, estas serán indispensables para la construcción de una cultura estable y efectiva dentro de tu empresa.

1. Conocer

Es importante conocer quiénes son las personas que hacen parte de tu compañía, cuáles son sus funciones y qué los motiva a seguir trabajando dentro de la organización.

No se trata de conocer cuántos trabajadores conforman un área en específico, sino las personas que están detrás, cuáles son sus objetivos, cuál es su potencial, cómo se sienten y qué esperan lograr con la empresa.

De acuerdo un estudio, El 69% de los empleados dicen que trabajarían más duro si sintieran que sus esfuerzos son mejor reconocidos. Reconocer quiénes son y cuáles son sus aportes es una forma de ejecutar una cultura organizacional donde se priorice las necesidades e intereses del colaborador.

Como empresa, mantener a tu equipo informado de los logros colectivos o individuales, celebrar sus iniciativas, presentar los nuevos talentos, dialogar con los trabajadores fuera del entorno laboral y enviar mensajes que motiven y permitan la interacción, es un buen inicio para conocer a tu equipo.

Seguir leyendo: Tenemos una plataforma para mejorar la comunicación interna de tu empresa

2. Conectar

Uno de los mayores retos de las empresas es generar conexiones emocionales y duraderas con cada uno de sus colaboradores. Anteriormente, dentro de las organizaciones el esquema de relacionamiento funcionaba de una forma distinta a lo que se puede percibir en la actualidad. La información era unilateral, no se permitían opiniones, los mensajes solo cumplía la función de ser entregados y los trabajadores se limitaban a escuchar.

Hoy la comunicación puede ser horizontal, donde los colaboradores pueden aportar y ser escuchados. Conexiones más humanas con las personas crea cultura interna y motiva a las personas en trabajar por sus propias iniciativas en beneficio de la empresa y como reto personal.

3. Comprometer

 De acuerdo con un reporte de Gallup, solo el 36% de los empleados están comprometidos en su lugar de trabajo. El engagement juega un papel para mantener a los trabajadores productivos y motivados con sus actividades laborales.

Una empresa va hacia el camino del éxito cuando sus colaboradores se encuentran comprometidos con sus disciplinas y se sienten a gusto dentro de la organización. Personas más activas proyecta equipos alineados, enfocados y proactivos.

Tener trabajadores comprometidos logra la construcción de una cultura sólida, que permite estar más interesado en las metas que se esperan lograr, en los valores corporativos, en los triunfos alcanzados y estar al tanto de los acontecimientos más importantes dentro de la compañía.


Las empresas que se preocupen por su cultura organizacional y tengan en cuenta las 3C dentro de sus estrategias, tienen la posibilidad de alcanzar altos niveles de satisfacción desde lo interno, esto se verá reflejado en una imagen externa positiva y mejor proyección de ventas.

Te puede interesar: